A medida que nos vamos haciendo mayores es normal que algunas de las funciones cognitivas vayan mermando, así por ejemplo podemos notar que nos cuesta un poco más que antes recordar el nombre de ciertas personas, el título de la película que vimos ayer e incluso dónde hemos puesto ciertos objetos.
Todo esto puede ser normal y formar parte del inevitable proceso de envejecimiento y en gran parte es debido a que cada vez ejercitamos menos nuestro cerebro. Y es que nuestro cerebro como cualquier otra parte de nuestro cuerpo, cuanto menos se ejercite más débil estará y cuanto más lo trabajemos mejor va a funcionar y estará más fuerte y más sano.
La mayor parte de las personas que acuden a estos talleres, son mujeres, trabajadoras, con ganas y entusiasmo a la hora de realizar las tareas. Algunos de los talleres se realizan en residencias y las dinámicas en este caso están aún más adaptadas en la mayor parte de los casos. En la medida de lo posible, se realizan actividades que se basan en tradiciones, costumbres, canciones populares, poesías, etc. que fomenten el entusiasmo de los mayores.
Algunas de las actividades del taller son:

-Ejercicios de entrenamiento en técnicas de memoria para mejorar la codificación, almacenamiento y recuperación de la información, a través de ejercicios de relatos leídos por un emisor y una posterior respuesta a preguntas. Leyendo un texto nos paramos en una palabra e intentamos buscar cuatro palabras que comiencen por la misma letra.
-Ejercicios de estimulación y mantenimiento cognitivo; de fluidez verbal (expresión); de memoria inmediata (preguntas a resolver en relación a lo escuchado, reteniendo datos, nombres…). Algún trabalenguas sencillo, para mejorar la vocalización, atención y concentración de los usuarios.
-Ejercicios musicales, adivinar canciones por equipos, de entretenimiento y memoria musical, intentar hacer juegos entretenidos, eligiendo una palabra y buscando canciones que la contengan.
-Cálculo. Actividades para adquirir y recuperar la agilidad mental, a través de ejercicios como problemas matemáticos, de razonamiento, operaciones sencillas de agilidad mental, series de números…
-Juegos de palabras, decir una palabra y con la última silaba de esta formar la siguiente y así sucesivamente, en algunas con la última letra también.
-Ejercicios de atención, buscar determinados elementos entre una gran cantidad de símbolos. Buscar relaciones entre palabras y descartar la que sobra (pensamiento deductivo)